• Bloga

Día Internacional de los Océanos - Post de Jesús Mari Blanco Ilzarbe

8 de Junio - Día Internacional de los Océanos

 

Hoy, 8 de junio, celebramos el Día Internacional de los Océanos. Un día marcado por también por la Mesa redonda "Transición energética, competencias y oportunidades laborales en el País Vasco" organizada por Siemens Gamesa y el Clúster 4gune, en el marco de la Green Week 2023. Hemos querido hacer un guiño a la energía infinita de nuestros océanos y la reflexión que haremos hoy en esta jornada sobre el reto de la transición energética  y las competencias requeridas para atender los rápidos cambios tecnológicos y el peligro del calentamiento del planeta. 

Queda mucho por hacer, pero el resultado será beneficioso para toda la humanidad. 

 

La energía de nuestros océanos

Jesús Mari Blanco Ilzarbe

 

Hace ya muchos años, un niño le preguntó a su padre mientras jugaba feliz en la playa con su cubo y su pala: “Papá, ¿si me llevo este cubo lleno de agua del mar, crees que lo notará?”, a lo que su padre respondió: “Hijo, lo que tienes en tu cubo sería como una medida de lo que sabes del mar, mientras que lo que dejas es todo lo que te queda por aprender de él”. Me quedó grabado desde entonces su inmenso potencial, que excedía en gran medida a los pensamientos de aquel niño.

 

El 8 de junio de 2023 ha sido declarado por la ONU como “Día internacional de los Océanos”, lo cual nos puede llevar a pensar que en realidad no seríamos nada sin ellos, que son sin duda fuente de vida y energía casi ilimitada, así como casi ilimitado, sigo teniendo muy claro desde entonces, es lo que nos queda por aprender de ellos.

Llamamos océanos a las grandes masas de agua que separan los continentes. Son cinco, el mayor de ellos es el Pacífico, que con sus 180 millones de km2 supera en extensión al conjunto de los continentes. Los otros cuatro son el Atlántico, el Índico, el Antártico y el Ártico. Desde su formación hace casi 4000 millones de años, contienen la mayor parte del agua de nuestro planeta. Entender su funcionamiento es sin duda vital tanto para comprender el clima como para explicar la diversidad de vida que contienen, pero otra cosa muy distinta es aún nuestra percepción de su capacidad de proporcionarnos energías limpias, sostenibles con el medio ambiente que necesitamos tan desesperadamente.